'

.

Por Día de las Víctimas de la Violencia Religiosa, Asamblea General hace fuertes denuncias







Tomado de Noticiasdelcabildointerreligioso.blogspot.com BOGOTÁ, 22 de Agosto de 2019: Con ocasión del Día Internacional de Conmemoración de las Víctimas de Actos de Violencia Motivados por la Religión o las Creencias, decretado por las Naciones Unidas mediante la Resolución A/RES/73/326 de junio 2019, la Asamblea General del Cabildo Interreligioso de Colombia ha publicado una Declaración que, en 11 puntos, hace muy fuertes denuncias acerca de cómo la violencia religiosa continúa en el país.

El punto más destacado es la denuncia de cómo algunos sacerdotes y obispos de la Iglesia Católica Romana continúan cometiendo el delito de discriminación al atacar a sus pares de las iglesias católicas no-romanas y anglicanas de otros sínodos diferentes al de Canterbury, incluyendo la calumnia y la injuria como delitos conexos.

Los ministros de culto miembros de este consejo interreligioso nacional llamaron la atención sobre los ataques que han recibido las comunidades judías y musulmanas, así como también acerca de los líderes espirituales indígenas y afro-descendientes, los pastores de las iglesias cristianas opositores a temas tales como el aborto, el matrimonio y la adopción gay, y los ataques que han sufrido los ateos por parte de religiosos extremistas.

El documento también pone el dedo en la llaga al denunciar cómo en la Fiscalía General de la Nación, prácticamente no hay ninguna denuncia por discriminación religiosa que haya llegado a judicializar a los atacantes.

La reciente profanación al cementerio de El Cerrito, Valle (donde está enterrada "Esther", la joven que inspiró la célebre novela "María" de Jorge Isaacs), también fue visibilizada en el comunicado para advertir cómo el Estado Colombiano no ha hecho lo suficiente para proteger los templos, cementerios, santuarios y demás lugares sagrados; esto, porque el ataque a los lugares sagrados también es un acto de violencia religiosa.

El caso de la Fraternidad Apostólica de Cristo Sacerdote (que preside el obispo católico independiente Edwin Avendaño) también resalta en la Declaración para denunciar cómo la Rama Judicial ha actuado con impunidad cuando las víctimas de la persecución religiosa cumplen con el deber de denunciar, pero los funcionarios judiciales hacen poco o nada para judicializar a los responsables de este crimen contra los Derechos Humanos.

La Asamblea General informa en su pronunciamiento, que hace unas semanas se dirigió a la Fiscalía General de la Nación para que se designe a un fiscal que investigue de manera especial los delitos contra la libertad religiosa.

Esta Declaración, como todos los pronunciamientos públicos del Cabildo Interreligioso de Colombia, promete levantar ampolla y alborotar a quienes defienden la persecución y la violencia religiosa escudándose en sus doctrinas de fe. 

0 comentarios :

Fechas Especiales Diócesis El Buen Pastor