'

.

ORÍGENES DE LA IGLESIA ANGLICANA


Ya para el año 200, ésta se había extendido más allá de los confines del Imperio Romano. En el Concilio de Arles, celebrado en el año 314, estaban presentes tres obispos Británicos.

Luego de la invasión de los Bárbaros - Anglo sajones - estas comunidades celtas que sobrevivieron se unieron con San Agustín de Cantorbery, el cual fue obispo misionero enviado desde la Iglesia de Roma.
Las Comunidades Celtas en las islas Británicas con sus famosos monasterios fueron fundadas por misioneros pre-romanos.
Enrique VIII no fundó la Iglesia Anglicana. Bajo el reinado de Enrique VIII, la libertad de la iglesia en Inglaterra se reivindicó frente a los mandatos del Papa, luego de un largo periodo de protesta y agitación en contra de lo que era considerado la injustificada usurpación de la autoridad papal.
Así continuó la evangelización de Inglaterra hasta formar una Iglesia nacional. Esta Iglesia dividida e íntegra ha llegado hasta hoy.Las causas fueron las excesivas pretensiones del poder papal sobre la Iglesia, el gobierno y el pueblo de Inglaterra. El deseo de Enrique VIII de anular su matrimonio, algo concedido por el Papa en otras situaciones, fue la ocasión propicia y no la causa de la independencia de la Iglesia de Inglaterra.
La Iglesia Anglicana contiene la sucesión apostólica y mantiene vivas las tradiciones de los Primeros Padres de la Iglesia.
Desafortunadamente, en muchos contextos cometen el error de relacionar ocasión y causa para desinformar a la personas sobre nuestra legitimidad y sobre nuestra sucesión apostólica.

Fechas Especiales Diócesis El Buen Pastor