'

.

¿SON CATÓLICOS LOS ANGLICANOS?



La respuesta es sí: Somos católicos, pero no romanos. Somos parte de la Santa Iglesia Católica de Cristo, pero no estamos sometidos a la autoridad del Obispo de Roma. Es aquí donde surge otra pregunta, ¿Es posible ser católico y no estar sometido a la autoridad del Obispo de Roma? La respuesta es afirmativa: Claro que se es católico sin tener que estar sometido a la autoridad del Obispo de Roma.

Ahora, por respeto a la verdad, por amor a la Comunión Anglicana, y sobre todo, para la honra y gloria de Nuestro Señor Jesucristo es que me dispongo a explicar del porqué de mis afirmaciones.

SIGNIFICADO Y ORIGEN.

En primer lugar, católico es una palabra griega (Katholikos) que significa Universal. El primero en llamar Iglesia Católica a la Iglesia que Cristo fundó fue San Ignacio de Antioquía, en el año 110. Es decir, Nuestro Señor Jesús fundó una Iglesia (solo una), esto es claro en Mt. 16: 13-18; la fundó sobre los apóstoles (hago señalar el plural de apóstoles), siendo Cristo mismo la piedra angular (Ef. 2:20) . Esta Iglesia duraría hasta el fin del mundo, porque Jesús estaría con ella (Mt. 28:20). Teniendo el primado de honor el apóstol San Pedro (Mt. 16:18). La posición de San Pedro, con respecto a los otros apóstoles era de una autoridad moral, y era un símbolo de la unidad (tal como lo es en la actualidad el Arzobispo de Canterbury). Porque la autoridad que Jesús le dio a San Pedro para actuar en su nombre es la misma que les dio a todos los demás apóstoles (Mt. 18:18).

Bien dicen que para muestra basta un botón: En el primer Concilio de la Iglesia, las decisiones no las tomó San Pedro. “Los apóstoles (los doce), los presbíteros y toda la Iglesia decidieron...” (Hch. 15:22,23). Las decisiones las tomó toda la Iglesia, dirigida por los doce apóstoles. 

Los apóstoles decidieron nombrar sucesores a los que se les dio el nombre de Obispos (Eusebio de Cesárea, Historia de la Iglesia). Uno de estos Obispos fue San Ignacio de Antioquía, el cual llama a la Iglesia “católica”, en el año 110. (Hay que tener en cuenta que, según la tradición, el apóstol San Juan murió entre el año 90 y el 95).

Hay cinco características para reconocer la catolicidad de las comunidades eclesiales:

1. OBISPO DIOCESANO.
Desde un principio se entendió que para estar en comunión con la Iglesia Indivisa, para ser miembro de ella, se requería (además del Bautismo) estar en comunión con el Obispo Diocesano. “Sin el Obispo (Diocesano), los presbíteros y los diáconos, no se puede hablar de Iglesia”. San Ignacio de Antioquía. Epístola a los Trallanos 3,1.

“Obedeced todos al Obispo (diocesano) como Jesucristo a su Padre... que nadie haga al margen del Obispo nada en lo que atañe a la Iglesia”. San Ignacio de Antioquía, Epístula ad Smyrnaceos 8,1.

“Donde está el Obispo, está la Iglesia”. San Ignacio de Antioquía, Epístula ad Romanos 4,1.

“Nihil sine episcopo”. “Nada sin el Obispo”. San Clemente de Alejandría.

2. EPISCOPADO HISTÓRICO. 
El episcopado histórico es la sucesión ininterrumpida de Obispos, lo cual la Iglesia Anglicana siempre ha conservado. “La Iglesia de Inglaterra... retuvo la sucesión de Obispos, y esto ha continuado hasta el presente.

“Enrique VIII conservó la jerarquía”. Historia de la Iglesia, Julio Bonatto, Ed. Latino Americana, pág. 114. El Diccionario del cristianismo de O. De la Brasse, A. M. Henry. Ph. Rovillar dice que los ortodoxos y algunos teólogos católicos (romanos) comparten la convicción de que las ordenaciones de la Comunión Anglicana son válidas. Ciertos sectores de la Comunión Romana han querido negar la validez de sus ordenaciones, por motivos económicos y de poder, pero saben bien que NO HAY NINGÚN FUNDAMENTO TEOLÓGICO para sustentar esta posición.

Acerca de Matthew Parker (con quien supuestamente se interrumpió la sucesión apostólica), “no cabe duda que fue debidamente consagrado. Cuatro Obispos del reinado de Eduardo VI realizaron el servicio... (de los cuales Roma reconoce sus órdenes). Diccionario Historia de la Iglesia, Ed. Caribe, pág. 824.

Otra característica de catolicidad es conservar los Credos: el Niceno, el de los Apóstoles y el de San Atanasio. La Comunión Anglicana los ha conservado de tal manera que éstos forman parte íntegra de su hermosa liturgia.

3. LA FE DE LOS PRIMEROS SIGLOS.
Otra característica consiste en haber conservado la Biblia completa (73 libros), no mutilada como la de los protestantes (66 libros); además de promover su lectura, al contrario de otras iglesias que durante la Edad Media prohibieron la lectura de la Palabra de Dios.

4. SACRAMENTOS.
Una característica más, es que hemos conservado los siete Sacramentos: Bautismo, Santa Eucaristía, Confirmación, Unción de los enfermos, Reconciliación (Confesión), Matrimonio, Orden Sacerdotal. 

Otra característica es conservar la fe sin añadir o quitar nada. La Comunión Anglicana fiel a la tradición católica, jamás ha añadido nada a la fe recibida, ni le ha quitado nada.

5. NO TENER UNA ACTITUD SECTARIA (NO CREER QUE SOLO NOSOTROS TENEMOS TODA LA VERDAD).
Los Obispos y Sacerdotes de la comunión Anglicana nos reconocemos frágiles e imperfectos como cualquier otra persona. La Ordenación no nos hace perfectos o infalibles; nosotros unimos nuestra voz a la de San Pedro, y juntos le decimos a Nuestro Señor Jesús: ¡Señor, apártate de mí porque soy un pecador! (Lc. 5:8).

La Comunión Anglicana no es toda la Santa Iglesia Católica de Cristo, pero SI ES PARTE DE ELLA, como lo son la Comunión romana y la Ortodoxa.

En las familias, cuando los hijos se van de casa, siguen siendo parte de la familia, aunque vivan aparte. Lo mismo sucede entre los Anglicanos, Ortodoxos y Romanos; formamos parte de la gran familia de Dios (1 Pe. 2: 9-10), todos formamos parte de la Santa Iglesia Católica de Cristo, aunque estemos separados.

Ojalá, un día todos seamos uno, pues ese es el deseo de Nuestro Señor Jesucristo, “Que todos sean uno” (Jn. 17:21). Se han dado ya algunos pasos. Antiguamente la posición Oficial de Roma era que la Comunión Anglicana era “protestante”. Desde el Vaticano II Roma dice. “Entre aquéllas en las que las Tradiciones y estructuras católicas continúan subsistiendo en parte, ocupa lugar especial la Comunión Anglicana” (Decreto Unitatis Redintegratio, sobre Ecumenismo, Cap. III, núm. 13). Esperemos que pronto Roma le quite a la frase anterior “en parte”, porque muy a pesar suyo somos tan católicos como ellos.

Tenemos Obispos, pero siguiendo la enseñanza bíblica, se pueden casar tanto ellos como los sacerdotes; 1 Tim. 3: 1-12. El Arzobispo de Canterbury ocupa el lugar de honor entre sus hermanos Obispos: “Primus inter pares: El primero entre iguales”.

Jamás ningún Arzobispo de Canterbury se ha llamado Vicario de Cristo, este título le pertenece solo al Espíritu Santo, Jn. 15:25; 16: 4-16. Jamás se ha llamado infalible; infalible solo Dios. Todos nos equivocamos, todos pecamos, el que diga lo contrario es un mentiroso y la verdad no está en él; 1 Jn. 1:18. Buscamos la unidad, pero no estamos dispuestos a perder la libertad que nos trajo Cristo (Gal. 5:1)

Como te darás cuenta, hay tres ramas de la Iglesia Católica. Visítanos y deja que el Señor Jesús te llene de todos los regalos que te tiene guardados en su Iglesia.

Fechas Especiales Diócesis El Buen Pastor